Reflexión personal

Llega un momento en la vida de todos en el que no sabes hasta qué punto merece la pena luchar por los principios si van seguidos de personas que no lo siguen. Todo sabemos que hay que luchar por lo que uno piensa, cree o siente, así que luchemos y no paremos de hacerlo, pero principialmente hay que hacerlo por uno mismo, sin obtener nada más a cambio que la propia satisfacción personal de, al menos, haberlo intentado. Todo lo que nos apasiona, lo que sentimos, lo que realmente queremos, nada ni nadie puede impedir que lleguemos a nuestros propios fines. 

Sigue leyendo