Reflexión personal

Llega un momento en la vida de todos en el que no sabes hasta qué punto merece la pena luchar por los principios si van seguidos de personas que no lo siguen. Todo sabemos que hay que luchar por lo que uno piensa, cree o siente, así que luchemos y no paremos de hacerlo, pero principialmente hay que hacerlo por uno mismo, sin obtener nada más a cambio que la propia satisfacción personal de, al menos, haberlo intentado. Todo lo que nos apasiona, lo que sentimos, lo que realmente queremos, nada ni nadie puede impedir que lleguemos a nuestros propios fines. 

Sigue leyendo

Anuncios

La felicidad existe *Reflexión*

Aprendemos a vivir cuando asumimos que para encontrar la felicidad hay que conocer las amarguras de nuestra subsistencia. Esas que la vida postra ante nosotros para que aprendamos el valor del propio valor. Y que al final, todo tiene la importancia que uno le da.

Estoy en proceso de aprendizaje constante. Sobretodo, aprendiendo día tras día a relativizar las cosas, los problemas, las situaciones y las circunstancias. Esas mismas que a veces consiguen que me falte el aire innecesariamente.

Dicho ésto, puedo asegurar de forma sugestionada, que la felicidad siempre ha estado presente en mi vida y sigue residiendo en mí, igual que en la de tod@s. Solo que muchas veces me tapo los ojos pensando que quizá, y solo quizá, es demasiado valiosa para merecerla. Pero si existe… si convive… si la intuyo, la vivo y la siento, será porque debe ser así. Todo en esta vida ocurre por alguna razón, aunque a veces no la encontremos, ni falta que hace.

Mel Gluci

Reflexión nocturna.

“Existen algunas palabras complicadísimas de pronunciar, normalmente por su complejidad y por su rimbombancia. Pero otras, curiosamente, incluso se convierten en las más costosas en algunos momentos de nuestra vida.

Porque si algo tengo claro, es que nadie, absolutamente nadie, se salva de tener que decirlas en algún momento de su existencia. Aunque no por su pronunciación, sino por el peso que en ellas reside. Y al final, éstas que se convirtieron en las más difíciles, también son las que más llenan a quien las recibe, pero sobretodo a quien las dice. Porque en definitiva, éstas nos hacen más humanos.”

LAS CINCO PALABRAS, en español, MÁS DIFÍCILES DE DECIR:
1. Desoxirribonucleico.
2. Esternocleidomastoideo.
3. Electroencefalografista.
4. Otorrinolaringólogo.
5. Perdón.

image

Momento de reflexión

Hay momentos en la vida que es necesario romper los esquemas de lo vivido. Momentos en los que las normas preestablecidas o establecidas, impuestas o autoimpuestas deben ser apartadas para exigirnos ser felices y poder hacer, en consecuencia, felices a los demás.

Hay épocas que reclaman y reivindican a grito de voz un cambio. Tomar decisiones es difícil, mucho, pero necesario para seguir respirando y, sobretodo, para seguir viviendo.

Sólo hay, para mi, una sola cosa peor que el miedo a tomar decisiones. La incertidumbre del no saber. La vida está compuesta de determinaciones, y junto a ellas, el hecho de ser consecuentes con nuestros actos. Forma parte, incluso, del propio aprendizaje.
Sigue leyendo